Su origen es del siglo XII o XIV, una fuente o pozo de estilo gótico. Más tarde en 1602 se construye el actual conjunto renacentista de fuente, abrevadero y lavaderos.